jueves, 4 de marzo de 2010

El candado aplicado al marketing de vino

Un diamante es piedra preciosa codiciada por cualquier caco que se precie. Si un vino es preciado de igual forma, significa 2 cosas: 1) que su precio debe ser alto, muy alto, 2) que merece ser protegido.

No es muy claro si la necesidad genera el candado en el caso que os presentamos, o si el candado es la estrategia o idea para crear la realidad. La marca Orneallia va a introducir un sistema de radio para control de la autenticidad de sus botellas con el fin de evitar el fraude. Es evidente que esta necesidad puede existir, pero por ella sola, la noticia es suficientemente llamativa para crear la idea que se busca: exclusivdad, prestigio, precio alto que debe protegerse del fraude. Sea como fuere, la idea funciona, sin duda. Un buen ejemplo que nos da pie a pensar en como la realidad de una necesidad puede generar un amplio beneficio de marketing.

1 comentario:

rodrigus dijo...

Novedoso es desde luego, aunque como dices no sé si es más como herramienta de marketing o de seguridad. Yo acostumbro a comprar vinos de gama alta en la tienda de L'Excellence ( http://www.lexcellences.es ),pero no tomo más precaución que el envío de las botellas (al ser compra por correo) y del mantenimiento en el frigorífico.
Desconozco el valor que se puede llegar a pagar para requerir este tipo de servicios